Yawa

Ciencia

 

 

El concurso “Una idea para cambiar la historia” buscaba descubrir personas con ideas innovadoras que pudieran cambiar el curso histórico de la humanidad, motivándolas a que compartan y den a conocer al mundo sus diseños.

 

Y la idea ganadora del concurso fue el Proyecto Yawa, nacido en Perú, nuestro país. Con casi dos años de creación, Yawa es una iniciativa de estudiantes de la universidad de San Marcos que consiste en utilizar una turbina eólica que comprime el aire para condensarlo y obtener agua potable. Hasta la fecha, la novedosa idea ya ha logrado generar más de cien litros de agua en la ciudad de Lima.

 

Yawa es liderado por Max Hidalgo Quinto, bachiller de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Completan el equipo multidisciplinario: María Victoria Salcedo Salcedo, estudiante del décimo ciclo de la Facultad de Química e Ingeniería Química; César Pari Coila, estudiante del octavo ciclo de la Facultad de Ciencias Económicas, y Felipe Fernando Arancel Llerena, estudiante del noveno ciclo de la Facultad de Ingeniería Electrónica y Eléctrica.

 

La iniciativa beneficiará a los más de cuatro millones de peruanos que no cuentan con acceso a agua potable.

 

 

Tras ganar el citado concurso, el proyecto será implementado en las poblaciones rurales del Perú para beneficiar a los más de cuatro millones de peruanos que no cuentan con acceso a agua potable. También tendrá un importante impacto en las veintiún millones de personas de localidades rurales de Latinoamérica que carecen de este recurso vital.

El proyecto Yawa es parte de un equipo que se formó en la 1551 Incubadora de Empresas Innovadoras, el cual ha logrado sobresalir entre más de 5000 postulantes de Latinoamérica. (*)

 

Los canales de televisión deberían difundir más este tipo de noticias, e incluso se deberían transmitir programas completos sobre estos eventos para que los niños y jóvenes tomen conciencia de la importancia de cuidar al planeta y a todos los seres que habitamos en él.

 

 

LA REVISTA BIEN DE SALUD, FELICITA EL ESFUERZO DE ESTOS JÓVENES PARA BRINDAR RECURSOS DE ENERGÍA RENOVABLE Y AYUDAR A LAS PERSONAS MENOS FAVORECIDAS. NOS LLENA DE ORGULLO DECIR QUE ELLOS SÍ “PIENSAN VERDE” Y DESDE AQUÍ LES DESEAMOS MUCHOS ÉXITOS MÁS Y QUE SIGAN INNOVANDO PARA CONTRIBUIR AL BIENESTAR DEL PLANETA.

 

(*) Fuente de información:

Noticias de la Universidad Mayor de San Marcos

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo